lunes, 24 de mayo de 2010

Nuevo intento para prohibir Scientology en Alemania.

A principios de Abril de 2010, Joachim Herrmann, Ministro del Interior de Bavaria, trató de atraer mayor apoyo a su propuesta de prohibir a la Iglesia de Scientology en Alemania, que como en gran parte del mundo es mayoritariamente considerada una secta destructiva.

Su contraparte Ingo Wolf, Ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, más allá de compartir el disgusto de Herrmann hacia la estafa de Scientology, advirtió que una prohibición sería dificultosa y quizás inefectiva.

"Los obstáculos para semejante movida son considerables" declaró Wolf al diario Kölner Stadt-Anzeiger.

Dijo que sería necesario demostrarse que los objetivos y la función del grupo van en contra de la ley, más allá de sus doctrinas. una prohibición "no podría deshacerse del sistema de ideas en las cabezas de los seguidores".

Preferiblemente, la comunidad entera debe comprometerse. Wolf dijo que el grupo debe ser vigilado por los servicios de inteligencia locales, y agregó que "Scientology es una peligrosa psico-secta".

Herrmann declaró que Scientology desprecia claramente los valores humanos, representando un peligro para la constitución Alemana y que "va en contra de los principios básicos de nuestra democracia".

Por lo tanto, reclamó "una verdaderamente clara prohibición para Scientology".

El reconoció que aún no hay un apoyo mayoritario entre los políticos del país para tal prohición, pero dijo que continuará discutiéndolo con otros ministros del interior para explicarles los beneficios que se conseguirían, y agregó que el sólo hecho de una discusión pública sobre esa prohibición ayuda para alejar del grupo a potenciales nuevos seguidores.

La Iglesia de Scientology Alemana respondió acusando a Herrmann de hacer "populismo barato".

Desde aquí, Anonymous Argentina expresa su apoyo a la iniciativa de Joachim Herrmann y espera que prospere, así como que políticos de otros países sigan el ejemplo de cada vez más políticos europeos, que se preocupan e informan sobre esta peligrosa secta, y actúan en su contra.

Es conocido que Alemania es uno de los países que desde siempre ha hecho las cosas más difíciles para la secta conocida como Iglesia de Scientology, por lo que el grupo considera que el país sigue manteniendo un Régimen Nazi. Pero nadie mejor que los Alemanes sabe lo que significa contar con una mancha como el Tercer Reich en su historia, motivo por el cual vigilan atentamente a toda clase de grupos totalitarios y fascistas, entre los cuales se encuentra Scientology, para asegurarse que nunca más se repita esa historia.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada