sábado, 31 de julio de 2010

Scientology: Fraude impositivo en Inglaterra y Australia.


Australia.
Programa “Today Tonight”, emitido el 22 de Junio de 2010.

Transcripción:

Presentador:

Scientology estuvo evitando pagar impuestos en el Reino Unido, declarando que su completa operación funciona en Australia del Sur. Y se pone más extraño. Cuando rastreamos la dirección de la sede internacional central, hallamos que algo bizarro ocurría en la casa de L. Ron Hubbard. Archivos financieros faltantes, millones desaparecidos. Autoridades asombradas entran en acción. Bryan Seymour tiene esta exclusiva mundial.

Ian Howarth: Encuentro esta noticia verdaderamente desagradable.

Bryan Seymour: Bienvenidos al hogar de Scientology en Bretaña y Europa. ¿Adelaide?

Periodista: ¿Está al tanto de que su casa es una sede central mayor de la Iglesia de Scientology?

Dueño: No. No.

Transeúnte hombre: Es una desgracia. Pienso que es una desgracia.

Transeúnte mujer: Pienso que ciertamente deberían investigarlo y si hallan que no pagaron impuestos, entonces espero que los procesen y persigan por eso.


(Música de Sex Pistols) "Dios salve a la reina..."


Bryan Seymour: En Gran Bretaña
la Iglesia de Scientology se supone que debe pagar impuestos sobre los millones de libras que les ingresa cada año. ¿Por qué no sucede? Porque dice que la entera operación del Reino Unido es parte de un conjunto Australiano. Aquí, están reconocidos como religión, por eso no pagan impuestos. Scientology está usando eso, combinado con ciertas leyes blandas que cubren Asociaciones Anónimas para evitar pagar sus impuestos en el Old Dart.

Bryan Seymour: Es un largo camino del Palacio de Buckingham, el Big Ben y la Casa del Parlamento de Gran Bretaña a la Casa del Parlamento de Australia del Sur. A menos, que seas Scientólogo.

Bryan Seymour: Hace diez años las autoridades en Bretaña le dijeron a la Iglesia de Scientology: "Deben pagar impuestos, uds NO son caridad". Pero Scientology salió con una ingeniosa solución para evitar pagar impuestos en el Reino Unido. Ellos hicieron a toda la Iglesia de Scientology en Bretaña, un miembro de una pequeña asociación anónima, justo aquí... en Australia del Sur.

Bryan Seymour: Desde sus inexistentes oficinas en Adelaide, Australia del Sur, esta pequeña asociación anónima declara como sus miembros, no personas, sino iglesias de Scientology. Y no sólo en el Reino Unido. También en Dinamarca, Bélgica, Francia, Alemania, Polonia, y Suecia. ¿Por qué parar ahí? Tienen un miembro en Sudáfrica también. Chequeamos más y encontramos una verdaderamente global corporación multinacional declarando más miembros en Canadá, incluyendo Montreal, Ottawa, Toronto y Columbia Británica.

Bryan Seymour: Scientology en Bretaña trabaja duro para evitar pagar impuestos. La compañía Australiana bajo la cual operan se llama la "Universidad de Educación Religiosa Iglesia de Scientology S.A.", o COSRECI. La Iglesia Británica, como todas las ramas de Scientology, vende sus libros, videos, cursos, y DVDs por ganancias. Y emplean a un pequeño ejército de llamados "voluntarios", que trabaja entre 80 e incluso 100 horas a la semana. Son pagos 50 dólares a la semana.

Ian Howarth: En mi experiencia la gente realmente no se mete en Scientology. El caso es que usualmente son reclutados. A menudo siguen y hacen una especie de "Test de Personalidad" y luego entonces se encuentran con que algo está mal en ellos. Y adiviná quién se supone que va a revolver ese problema. ¡Scientology!

Ian Howarth es el fundador del Centro de Información de Sectas Británico. El ha ayudado a muchos atrapados dentro de Scientology a escapar.

Ian Howarth: Los ciudadanos Británicos no deberían pagar las facturas de Scientology. Scientology debería estar pagando impuestos.


Bryan Seymour: Bretaña está en medio de una terrible depresión, que está a punto de empeorar. Con cerca de 2 milliones y medio de personas desempleadas, el nuevo gobierno ha recortado gastos salvajemente, y está contemplando subir el IVA, el impuesto a bienes y servicios. Ese es el único impuesto que Scientology está exenta de pagar en el Reino Unido.

Ian Howarth: La gente está luchando por llegar a fin de mes, y aún así, supuestamente, Scientology no ha pagado impuestos por muchos muchos años. Sabés, cuando hablo con familias que están sufriendo, ellos están pagando. A veces pagan financieramente, ciertamente pagan emocionalmente. Y creo que es hora que Scientology pague.

Bryan Seymour: Scientology está a un largo camino de casa. Adelaide está a 16,259 kilometros de Londres. Aún así, la capital de Australia del Sur tiene un aire inconfundiblemente Británico, amueblado con numerosos recordatorios del viejo país. Debe ser por destino que en el universo de Scientology de confederaciones planetarias y señores de la guerra intergaláctica, ellos eligieran Adelaide, la ciudad de las Iglesias.


Senador Independiente Nick Xenophon: Es un caso de "Seguí el dinero", e incluso "Mostrame el dinero".


Tom Cruise: "¡Mostrame el dinerooooooo!".


Bryan Seymour: El Senador Independiente Nick Xenophon es uno de los hijos favoritos de Australia del Sur. El defendió a los ex-miembros de Scientology que hablaron acerca del abuso que sufrieron. Pero esta última intriga lo sorprendió incluso a él.


Bryan Seymour: Senador, ¿cuán sorprendido está de saber que
la Iglesia de Scientology en el Reino Unido, es manejada desde Australia del Sur.

Nick Xenophon: Sabés, me gustaría pensar que los reguladores corporativos en el Reino Unido estarán rascándose la cabeza acerca de esto. Decir que la Iglesia de Scientology en el Reino Unido es una caridad de Australia del Sur parece bastante bizarro cuando mirás la evidencia.


Bryan Seymour: Eso es precisamente lo que Scientology dice. El grupo no llenó ningún registro financiero en Australia del Sur, pero han provisto cuentas no auditadas a
la Casa de Compañías en Gran Bretaña, en las que declaran que la Iglesia es una caridad de Australia del Sur y que está establecida en Inglaterra únicamente por razones caritatitativas. Los administradores consideran que el impuesto corporativo por lo tanto no debería aplicarse.


Nick Xenophon: Cuando mirás al hecho de que los tres directores están ubicados en el Reino Unido, que los retornos no han sido archivados por la entidad de Australia del Sur, por cerca de 30 años, tenés que preguntar... ¿qué carajo está pasando? Nunca en mis sueños más salvajes podría haber imaginado que las operaciones europeas y del Reino Unido de
la Iglesia de Scientology están ubicadas en un hogar suburbano en Adelaide.


Bryan Seymour: Incluso rastreamos a los dueños de la casa, listados en el Artículo de Incorporación como su dirección.


Dueño: Estábamos sorprendidos. Estaba sorprendido. No tenía idea de esto hasta hoy.


Bryan Seymour: Los dueños son una familia que maneja un negocio de jardinería. Han sido dueños de la propiedad desde largo tiempo antes que Scientology la declarara como su dirección.


Dueño: Mis padres fueron sus propietarios por una cantidad de años y no estaba al tanto de esto. Mis padres son Griegos Ortodoxos y no teníamos idea que era usada de esta manera.


Bryan Seymour: Un tiempo atrás me hicieron saber de un ex-miembro, que podría tener información. Finalmente hice contacto y me hablaron, con la condición de permanecer anónimos.

Bryan Seymour: ¿Por qué eligieron Australia del Sur?

Bryan Seymour: Estos informantes me dijeron que Scientology puso la mira en Australia del Sur, cuando armaron esta asociación rastrearon entre las leyes en cada estado para determinar cual tenía las leyes más blandas, exigiendo la menor cantidad de requisitos. También contestaron una pregunta más importante.

Bryan Seymour: ¿Qué produce este grupo? ¿Tienen empleados? ¿Es una corporación? ¿Cuál es su negocio?

Bryan Seymour: Me dijeron que la "Universidad de Educación Religiosa Iglesia de Scientology S.A." fue armada como una corporación paraguas de la iglesia en el Reino Unido y Europa.


Nick Xenophon: Esta organización necesita sincerarse y decir cuánto ha sido paga en los llamados aranceles de administración, a quién se le ha pagado, en qué país, qué transferencias han ocurrido de un país a otro, y eso es lo que las autoridades necesitan investigar. Scientology necesita sincerar sus libros contables, necesita abrir sus libros.


Bryan Seymour: Scientology no hará eso voluntariamente.


Bryan Seymour: Pero ¿por qué no lo hacen? ¿Es algo que hablás con el Sr. Miscavige?

Tommy Davis: Porque... no estamos obligados...

Bryan Seymour: No, no, no están obligados...

Tommy Davis: Sí, y... y no tenemos ninguna razón para hacerlo.

Bryan Seymour: Pero ¿no pagan impuestos?

Tommy Davis: Correcto.

Bryan Seymour: ¿Por qué? ¿Por qué no muestran... ?

Tommy Davis: Eso no es cierto, pagamos impuestos por la propiedad.

Bryan Seymour: Pagan impuestos por la propiedad.

Tommy Davis: Un montón.

Bryan Seymour: Pero hay un montón de impuestos que no pagan.

Tommy Davis: ¡Seguro!

Bryan Seymour: Al menos en Australia.

Tommy Davis: Junto con todas las otras organizaciones de caridad.


B
ryan Seymour: En los Angeles me esforcé en intentar que el vocero global de Scientology, Tommy Davis, hiciera alguna revelación sobre cómo administran su masiva riqueza.


Bryan Seymour: Eso es lo que digo, mostrame sus registros financieros.

Tommy Davis: Por que...

Bryan Seymour: Mostrame los balances, ¡por favor!

Tommy Davis: No tenemos obligación.

Bryan Seymour: ¡Lo sé, lo sé!

Tommy Davis: Hay muchas religiones que no lo hacen.

Bryan Seymour: Hacelo porque querés. Hacelo porque querés sincerarte.

Tommy Davis: No queremos, no queremos. Vos considerás que es no ser suficientemente sincero y abierto, yo considero que es privado.

Bryan Seymour: Entiendo, pero es mi trabajo preguntar por esa información.

Tommy Davis: Seguro.

Bryan Seymour: Y eso es todo.

Tommy Davis: Lo entiendo.

Bryan Seymour: Sí.

Tommy Davis: Seguro.

Bryan Seymour: Pero es una pregunta obvia, sabés, por qué no publican sus registros financieros.

Tommy Davis: Seguro.

Bryan Seymour: Porque creo que L. Ron Hubbard, leí, tenía cerca de 300 millones cuando murió.

Tommy Davis: Era un autor muy exitoso, sí.

Bryan Seymour: Sí...

Tommy Davis: Y donó ese dinero a la Iglesia.


Bryan Seymour: Preguntas clave aquí incluyen: Si se deben impuestos, ¿se les deben a
la gente de Australia o la Británica? Y ¿puede esto ser totalmente legal? Dejaremos a las autoridades Británicas y Australianas conducir su investigación y tomar una decisión sobre eso. Una cosa al menos parece muy extraña. Que un grupo que manejó y maneja la Iglesia de Scientology en Bretaña y otros países, trabajara por última vez en una oficina aquí en Adelaide, en un edificio justo donde estoy parado ahora, desaparecido hace largo tiempo, reemplazado por el adorable pequeño parque de la ciudad de Adelaide.

Bryan Seymour: De regreso en Inglaterra, la gente en la calle a la que le explicamos todo esto, estaba asombrada.


Hombre: Que los llamen a una reunión, que expliquen, y que encuentren si pagaron impuestos o no en cualquier parte, y los pateen afuera del país. Cerrando ahí.

Mujer: Creo que el gobierno realmente necesita tomar medidas drásticas. Es decir, necesitan verdaderamente asegurarse de que pagan impuestos, y necesitan indagar en esto, y hacer alguna clase de investigación. Pero realmente necesitan tomar medidas drásticas sobre esto.


Bryan Seymour: ¿Qué acción se tomará aquí?

Nick Xenophon: Me reuniré con el gobierno federal esta semana para informarles de este tema e instar al gobierno a dar toda la cooperación, todo el apoyo al gobierno Inglés en sus investigaciones.


(Sex Pistols “Dios Salve a
La Reina”)

"¡No hay futuro, no hay futuro para vos!". "¡NO HAY FUTURO!" "¡NO HAY FUTURO!"


Presentador: Era Bryan Seymour reportando. Nosotros invitamos a los líderes de Scientology para ser entrevistados. Ellos declinaron. Pero proveyeron una breve declaración que puede leer en nuestro sitio web, yahoo7.com.au/TodayTonight .


Fuente:
http://au.todaytonight.yahoo.com/article/7442179/general/scientology-tax

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada