martes, 8 de junio de 2010

John Travolta por segundo año consecutivo en Argentina.

El día de ayer John Travolta llegó a Argentina en el marco de una gira promocional de la línea aérea Australiana Qantas, que ahora lo llevará a Sudáfrica a ver el mundial de fútbol.

Travolta ofreció una conferencia de prensa en un hotel porteño (en el que apareció vestido de comandante de a bordo) bajo la condición de que no se le formularan preguntas sobre su "religión" -es feligrés de la controvertida Cientología (Iglesia de Scientology)-, ni sobre su hijo Jett, fallecido en Enero de 2009 debido al Mal de Kawasaki y a la falta de tratamientos médicos, en los cuales la secta a la que pertenece el actor no cree.

De paso hacia Sudáfrica, donde hinchará por Australia contra Alemania en la ciudad de Durban, el Lunes 7 de Junio (aunque el cronista de Télam dijo Lunes 13, viajando en el tiempo y encima errando la fecha, que todos los diarios reprodujeron sin la menor corrección) el actor de "Saturday Night Fever" y "Pulp Fiction" llegó piloteando su avión privado y en compañía de su mujer, Kelly Preston, y su hija Ella, entre otros acompañantes.

Si bien reconoció que se identifica más como actor que como fanático de la aviación, Travolta se la pasó ensalzando a la compañia aérea que (según él) en sus 90 años de existencia "es la más segura del mundo".

Esperemos que sea más segura que tu "religión" Johnnie, que mata a miles de personas desde el siglo pasado, incluyendo tu hijo.

No sólo no quiso hablar de su secta, la Iglesia de Scientology. También estuvo poco dispuesto a hablar de su actividad como actor cuando le preguntaron por sus planes artísticos. "Filmé tres películas, pero ahora tengo ganas de descansar, por lo menos hasta Enero no quiero enfrentarme con las cámaras". Descansá tranquilo John, y pensá, a ver si con suerte decidís abandonar la secta pese a que por eso puedan divulgar tus secretos sexuales.

Dijo también que pese a que en Estados Unidos es más popular el fútbol americano, él participó en el "soccer" desde sus tiempos universitarios, por lo que se siente muy motivado por el próximo mundial. Más saludable que darle a tu fortuna, tus secretos, tu mente y la vida de tus hijos a una secta destructiva seguro que será, y mas divertido, estamos con vos en eso John.

Si bien no habló de la secta, contó que su amor por la aviación le permitió "volar desde mi casa en Los Angeles para ayudar en el terremoto de Haití. Llené mi avión con productos de primera necesidad y convoqué a algunos médicos amigos a que me acompañaran". Lástima que eso fue usado por la secta como acostumbran hacer, para mejorar sus relaciones públicas a través de la propaganda y de sus miembros estrella, mientras son investigados y prohibidos en toda Europa. Pero bueno, quizás la reticencia de Travolta a hablar del tema y no atribuirle su caridad a la secta destructiva sea finalmente una luz de esperanza.

"Esto de la beneficencia uno no lo hace por razones publicitarias -afirmó Travolta, pero su secta sí, señala este humilde redactor-, sino porque si puedo hacerlo hay un deber moral que me impulsa a ayudar a aquellos que lo necesitan". Lástima que ese deber moral no te haya impulsado a tratar médicamente a tu hijo Jett de 16 años como lo necesitaba.

Mientras sigas así Johnnie querido, sin promocionar tu "religión" ni atribuirle tus actos de caridad, tendrás nuestro apoyo, y si dejás la secta, nuestro aplauso. Además beneficiará mucho a tu carrera, y sobre todo a tu cuenta bancaria, así como a la salud de tu grupo familiar.

Sólo esperemos que no haya alguna otra razón oculta detrás de este segundo viaje consecutivo de Travolta a Argentina. Recuerden que el año pasado, en Abril, poco después de la muerte de su hijo Jett y de nuestro escrache a su secta, Travolta vino a Argentina sin su familia "a encontrarse con un amigo y evaluar la posibilidad de comprar tierras", lo cual siempre se sospechó que estuviera relacionado con su actividad en la secta de Scientology.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada